ESPERANZA Y FRUSTRACIÓN: DOS CARAS DE UNA MISMA HUMANIDAD por Rod Medina, TVLecturas Venezuela

Diecinueve de marzo de dos mil once.
En Caracas, capital de la República Bolivariana de Venezuela, se inaugura la VII Feria Internacional del Libro, en el centro cultural de la ciudad. El Teatro Teresa Carreño y la Universidad Experimental de las Artes acogerán durante nueve días a ciento tres editoriales nacionales y veinte foráneas que ofrecerán sus títulos a la población ávida de libros y lectura. Destaca la Plataforma del Ministerio del Poder Popular para la Cultura: Monte Ávila Editores y La Editorial “El Perro y La Rana” acaparan las estanterías de esta gran librería, por la cantidad, la variedad y la calidad de las obras literarias que promociona y los bajos precios de las mismas, que invitan a los usuarios y las usuarias a llenar sus bolsas y su intelecto de ideas y esperanza. Desde los volúmenes de la Biblioteca Ayacucho, que recogen a los autores más selectos de la literatura universal, latinoamericana y nacional, hasta las creaciones de nuevos escritores que se dan a conocer gracias al Sistema Nacional de Imprenta, se invita a todos a disfrutar del acto de leer, en un país que ha derrotado el fantasma del analfabetismo y masificado el acceso a los libros… Y cerca de estos escenarios, los artesanos se han unido para regalar la magia de sus manos hecha adorno y tradición; y los músicos invitados convidan a soñar en la paz, el amor y la venezolanidad. Cecilia Todd, quien iluminó con su voz el atardecer caraqueño de este día, obsequió a los presentes la calidez de la poesía cantada, para abrigarlos del frío que aún se siente en la urbe capitalina y espantarles el miedo de la amenaza que otra vez se cierne sobre nuestro planeta…
Sí, nuevamente el terror y la barbarie se apoderan del mundo. Los países más poderosos y la política más abominable se juntaron -como lo hacen los delincuentes antes de iniciar sus fechorías-, y frente a la mirada atónita del resto de los seres humanos que creen en el respeto y la solidaridad, con las excusas y la brutalidad que siempre encuentran los autoritarios para justificar sus actos, se inició un ataque asesino sobre el suelo libio. Ya aparecen las víctimas de los bombardeos selectivos –que sólo matan a los inocentes-, las ráfagas brillantes en el cielo nocturno, los llantos y la desesperación de cientos de personas, el miedo que doblega la voluntad y exaspera los ánimos. La humanidad se estremece otra vez. ¡Hasta cuándo la crueldad seguirá imponiendo a todos sus reglas! Miles de años separan al hombre primitivo del Homo Sapiens, pero el camino avanzado parece, todavía, ser corto. A pesar de los hombres y las mujeres que han enseñado que la condición humana es capaz de proezas inimaginables –Bolívar, Ghandi, Marie Curie, Luther King, Teresa de Calcuta…-, la miseria humana no desaparece y, como un flagelo pandémico crea tristeza y frustración en la Tierra.
Dos caras de una misma moneda. Dos verdades que se oponen y contradicen. Dos facetas de un mismo rostro. Esperanza y frustración unidas por la misma especie. Un día, dos realidades. Una nación –Venezuela- que lucha contra los males de siempre en pro de la felicidad común. Otras que siguen negando la bondad y riegan el desasosiego. Una reivindica la condición humana, la otra la abandona. La pregunta es: ¿cuál de ellas triunfará al final?

Anuncios

3 pensamientos en “ESPERANZA Y FRUSTRACIÓN: DOS CARAS DE UNA MISMA HUMANIDAD por Rod Medina, TVLecturas Venezuela

  1. Qué buena reflexión! Espero que nuestra búsqueda de un mundo mejor, a través de la lectura y la escritura, se imponga ante tanta barbarie. Hoy no soy muy optimista, pues ando golpeado por la realidad, pero como ejercicio esperanzador, apuesto a la paz. Saludos Rod.

  2. Saludos, Arturo.

    Fernando Savater dice en su libro “El valor de elegir” que actuar es en esencia elegir y elegir consiste en conjugar adecuadamente conocimiento, imaginación y decisión en el campo de lo posible”. Y por otro lado afirma que “nuestro conocimiento es incompleto, pero nuestra vocación de acción no puede ser aplazada”. Cuando hechos tan terribles y contundentes como la guerra (por mencionar sólo una de las tantas calamidades que la propia humanidad no ha podido arrancar de su seno… ¿será parte de su esencia?) aparecen ante nuestros ojos, uno llega a preguntarse: «¿cómo la acción de muchos pudiera frenar la de otros pocos, si nos uniésemos como especie?». Las fronteras nos han dividido, nos han parcelado. Y también lo han hecho la religión, la política, el dinero, el color de la piel,… Y cuando se está dividido, se es débil. Si entendiéramos que TODOS SOMOS UNO, entonces podríamos hacernos más fuertes contra los opresores y quebrantaríamos su voluntad de destruir… quizás.

    A mí también me acosa el pesimismo (la evidencia apunta siempre hacia la autodestrucción), pero estoy convencido de que la solución está en nosotros. Lo que no sé es si está cercana o aún falta sufrir mucho más.

    Gracias por compartir tu sentir. Esa frustración y esa desesperanza puede ser el acicate que nos movilice y nos permita crear la masa crítica necesaria para empezar el cambio.

    Un abrazo.

  3. Fe de erratas:

    Donde dice:
    “Esa frustración y esa desesperanza puede ser el acicate que nos movilice y nos permita crear la masa crítica necesaria para empezar el cambio”
    debe decir:
    “Esa frustración y esa desesperanza pueden ser el acicate que nos movilice y nos permita crear la masa crítica necesaria para empezar el cambio.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s